Unas encías sanas son fundamentales para la buena salud de tus piezas dentales y de tu boca en general. Si te duelen, sangran o las notas enrojecidas, irritadas o inflamadas, acude cuanto antes a la consulta del dentista, pues podrían ser síntomas de gingivitis, enfermedad a la que debemos poner solución con la mayor rapidez. Pero, ¿qué es la gingivitis, qué síntomas presenta y qué tratamientos se aplican para curarla? Te lo contamos.

¿Qué es la gingivitis dental?

La gingivitis es una enfermedad de las encías que les puede causar irritación, inflamación, enrojecimiento y sangrado. Dependiendo del grado de gingivitis, puedes presentar estos y otros síntomas o directamente no sentir nada. ¿Es grave la gingivitis? Más de lo que imaginas, pues, de no tratarse, podría evolucionar a periodontitis y, entonces, provocar consecuencias graves para la salud de tu boca, como lesiones en el hueso de la mandíbula o la caída de los dientes.

¿Cómo saber si tengo gingivitis? Síntomas

En muchas ocasiones, recibimos pacientes con gingivitis que nos dicen que sí habían notado que les sangraban las encías con frecuencia, pero que no le habían dado demasiada importancia. Como no siempre es fácil detectar los síntomas, el mejor consejo que podemos darte es que acudas al dentista si notas algún cambio en tus encías y para hacer revisiones. ¿Cuáles son los síntomas de la gingivitis? He aquí algunos de los más frecuentes:

  • Sensibilidad en las encías;
  • Inflamación de encías;
  • Sangrado de encías frecuente;
  • Encías enrojecidas con un tono rojo oscuro;
  • Encías retraídas.

Recuerda: si presentas alguno de estos síntomas de gingivitis o cualquier otro tipo de molestia en las encías, acude cuanto antes a tu dentista para confirmar o descartar el diagnóstico y ponerle solución, pues es la única forma de volver a tener unas encías saludables y evitar que la gingivitis avance a periodontitis.

Diferencia entre gingivitis y periodontitis

Una de las peores consecuencias de la gingivitis es la evolución a periodontitis. Pero, ¿en qué se diferencian la gingivitis y la periodontitis? La principal diferencia reside en el área a la que afectan. La gingivitis afecta únicamente a las encías, mientras que la periodontitis afecta al periodonto, es decir, a los tejidos que se ocupan del soporte de los dientes: encías, ligamentos periodontales, hueso alveolar y cemento de la raíz, pudiendo llevar en sus fases más avanzadas a la pérdida dental y a lesiones en el hueso, entre muchas otras consecuencias.

¿Por qué se produce la gingivitis? Causas

Para explicarte qué puede causar la gingivitis, es importante recordar qué es la placa bacteriana y qué pasa si no se elimina de forma correcta. La placa bacteriana es una película invisible de bacterias que se forma a diario en los dientes y que se debe eliminar con el cepillado, el hilo dental y el enjuague. 

¿Y si no lo hacemos? Entonces, se acumula, se endurece y se convierte en sarro, el cual se encargará de acumular más y más bacterias y de complicarte la misión de eliminar la placa, algo que solo conseguirá tu dentista mediante una limpieza dental profesional. ¿Y si te decimos que esta acumulación de placa también puede provocar una infección bacteriana? Pues, así es. Y esta puede ser la causante de la inflamación de encías y de la gingivitis.

Entonces, ¿por qué se produce esta enfermedad de las encías? He aquí algunas de las causas de la gingivitis más comunes:

  • Una incorrecta higiene bucal;
  • La acumulación de placa en los dientes;
  • Sarro;
  • Boca seca;
  • Fumar;
  • Falta de vitamina C en la dieta;
  • Enfermedades como la diabetes;
  • Patologías como los hongos o las infecciones virales;
  • Enfermedades que reducen la inmunidad, como la leucemia o el SIDA;
  • Los cambios hormonales del embarazo;
  • Empastes dañados;
  • Uso de determinados medicamentos;
  • Predisposición genética.

¿Cómo prevenir la gingivitis?

Como en sus primeras fases, esta enfermedad de las encías puede no presentar síntomas notables, una de las mejores formas de prevención de la gingivitis es hacer revisiones frecuentes en el dentista para ver que tus encías, tus dientes y toda la cavidad oral se encuentran en buenas condiciones y solucionar cualquier problema que les pueda estar afectando antes de que avance demasiado, así como hacer limpiezas dentales profesionales de vez en cuando.

¿Y en casa? Llevar una adecuada higiene dental después de cada comida, utilizando una pasta de dientes suave y completando el cepillado dental con el uso de hilo o seda dental y enjuague.

Dentista realizando una limpieza profesional a una paciente.

¿Cómo se cura la gingivitis? Tratamiento

Si tienes gingivitis, tu dentista determinará la mejor solución para ti. En la mayoría de los casos, el tratamiento de la gingivitis suele consistir en una ablación de sarro, que viene siendo una limpieza dental profesional. En ocasiones, también recomendamos la ingesta de antibióticos, pero recuerda: no recurras a ellos sin que te los haya recetado tu dentista o tu médico, ya que no siempre se necesitan y no es conveniente tomarlos sin que realmente hagan falta.

¿Cuándo consultar con el dentista por gingivitis?

Insistimos: siempre. Ante el menor síntoma de gingivitis, ya sea porque notas las encías inflamadas, te duelen, están enrojecidas, te sangran frecuentemente o presentas cualquier otra molestia en ellas, ven a la consulta. 

¿Tienes síntomas de gingivitis o quieres asegurarte de que la salud de tu boca está en condiciones adecuadas? En Jorge Juan Dental, somos especialistas en periodoncia y estaremos encantados de ayudarte. Pide cita previa.

×