Los brackets pueden ser la solución que necesitas para alinear tus dientes o corregir una maloclusión dental. Si no eres fan de este tratamiento por considerarlo muy «visible», antes de rechazarlo, déjanos contarte que existen diferentes tipos más allá de los clásicos metálicos y que algunos de ellos son casi imperceptibles. ¿Qué tipos de brackets hay y en qué se diferencian? Te lo contamos todo a continuación.

¿Qué son los brackets y para qué sirven?

En la actualidad, son muchas las personas que eligen los brackets como tratamiento de ortodoncia. Y es que este tratamiento de ortodoncia ofrece excelentes resultados. Pero, ¿qué son los brackets? Son un tipo de ortodoncia fija que consiste en unas pequeñas piezas rectangulares que se adhieren a los dientes y se unen entre sí mediante un arco metálico.

Este tipo de ortodoncia se utiliza para corregir cualquier tipo de maloclusión dental o alineación incorrecta de los dientes, como son los casos de apiñamiento, diastemas, sobremordida o mordida cruzada, entre muchos otros, objetivo que consiguen a base de ir haciendo pequeños movimientos de los dientes hasta llevarlos a su posición adecuada.

Tipos de brackets y principales diferencias entre ellos

Hoy en día, hay toda una variedad de tratamientos de ortodoncia entre los que puedes elegir e, incluso, dentro de un mismo tipo, puedes encontrar subtipos concretos que responden a necesidades y preferencias concretas, como es el caso de los brackets. ¿Qué tipos de brackets hay y qué diferencias existen entre cada uno de ellos? A continuación, detallamos los distintos tipos de brackets que te puedes encontrar.

Brackets metálicos

Generalmente, los brackets metálicos son los más conocidos, los más visibles y los más resistentes. Suelen estar fabricados con acero y titanio y son aptos tanto para niños como para adultos. Ofrecen dos ventajas principales con respecto a los otros tipos:

  • Suele ser el tratamiento de ortodoncia más económico;
  • Suelen ser los más resistentes.

Como precauciones a tener en cuenta, al igual que ocurre con todos los tipos de brackets, es importante vigilar qué alimentos se comen, pues hay productos duros o pegajosos que podrían dañarlos, como: los frutos secos, el turrón o la fruta entera, entre otros. 

Brackets cerámicos

Los brackets cerámicos están elaborados con un material que se adapta al tono natural de los dientes. Por lo general, este tipo de tratamiento lo eligen aquellas personas que buscan un aparato discreto y estético. A diferencia de los brackets metálicos, no resultan tan visibles, aunque tampoco resultan tan resistentes como estos, por lo que hay que tener especial cuidado con los alimentos que se llevan a la boca. 

Aunque este tipo de tratamiento de ortodoncia no se aprecia tanto desde el exterior, es importante tener ciertas precauciones para mantenerla en buen estado, ya que al consumir ciertas bebidas o alimentos, como el café, el té o el vino tinto, entre otros, puede mancharse la cerámica y amarillear.En lo que respecta al precio, los brackets de cerámica suelen ser más económicos que los brackets de zafiro y más caros que los metálicos.

En esta imagen, una chica sonríe con sus brackets estéticos que le permiten mostrar sus piezas dentales.

Brackets de zafiro

Los brackets de zafiro están elaborados con cristal de zafiro, un material que ofrece una gran discreción porque se puede ver el diente del paciente a través de él y, consecuentemente, no se distinguen a cierta distancia. Además, en este caso, los arcos, las ligaduras y las gomas son de color blanco, por lo que se trata de un tratamiento de ortodoncia muy estético.

Otra de las grandes ventajas que ofrece este sistema de ortodoncia es que no se mancha ni se tiñe al tomar bebidas con una coloración muy fuerte, por lo que es prácticamente imposible que estos brackets se vuelvan amarillos o que se ensucien. Esto no significa que pueda desatenderse la higiene bucodental, que debe ser tan minuciosa como con los otros tipos de brackets.  

En cuanto al precio, cabe decir que el coste de los brackets de zafiro es superior al resto debido a las altas calidades de los materiales.

Brackets de autoligado

Los brackets de autoligado suponen un gran avance porque no requieren de ligaduras ni de gomas para sujetar el arco al aparato, ya que cuentan con un sistema de clip que permite ejercer la fuerza necesaria para corregir la malposición de los dientes. Generalmente, están construidos con metal, pero también existen los brackets autoligables estéticos, que ofrecen un acabado más estético. 

Los brackets de autoligado ofrecen ventajas interesantes, como son:

  •  Revisiones más rápidas, ya que solo hay que cambiar y colocar el arco para aumentar la presión de los brackets con el fin de conseguir una alienación de los dientes óptima.
  • Mayor facilidad en la higiene bucodental, ya que no existen las ligaduras que rodean al bracket. Por lo tanto, el diente está un poco más liberado y es más fácil pasar el cepillo de dientes para eliminar el resto de alimentos que puedan quedar incrustados.

Brackets linguales

En la ortodoncia lingual, los brackets están colocados en la parte interna de los dientes, unidos por un arco dental, de forma que no se pueden apreciar desde el exterior, resultando un tratamiento de ortodoncia muy estético.

Dentro de la ortodoncia lingual, los brackets invisibles de Incógnito suelen ser los más conocidos y demandados por los pacientes. Los brackets linguales son un tratamiento muy avanzado, que suelen presentar un precio superior al resto de tratamientos de ortodoncia con brackets.

¿Cómo saber cuál es el tipo de brackets que mejor encaja conmigo?

Es posible que, llegados a este punto, estés pensando que alguno de los tipos de brackets mencionado anteriormente encaja con lo que buscas en tu tratamiento de ortodoncia ideal. Antes de decantarte por uno u otro, escucha las recomendaciones y sugerencias de tu ortodoncista, que es la persona que mejor sabe qué necesitas para conseguir la sonrisa bonita y sana que deseas.

¿Cómo lo hacemos? Antes de empezar el tratamiento de ortodoncia, realizamos un estudio completo en el que valoramos el estado actual de tu boca y analizamos qué debemos conseguir y cómo podemos llegar hasta ese estado idóneo que te planteamos, dándote a elegir, generalmente, entre más de una opción. 

¿Necesitas brackets u otro tratamiento de ortodoncia? ¡Llámanos! En Jorge Juan Dental, tenemos a los mejores especialistas en ortodoncia para ayudarte y asesorarte en todo momento. Pide cita previa

×