Si has perdido un diente, un implante dental puede ser la solución que necesitas para recuperarlo, tanto a nivel estético como funcional, y evitar que tu boca sufra las consecuencias de la pieza dental ausente. ¿Qué es un implante dental, cómo se pone y cuánto cuesta? ¡Sigue leyendo! Te contamos todo lo que necesitas saber.

¿Qué es un implante dental?

Un implante dental es un diente artificial que se coloca en el lugar de la pieza dental perdida mediante cirugía. Este consiste en un tornillo que se inserta en el hueso, debajo de la encía, en la zona en la que estarían las raíces del diente ausente, cubierto por un pilar al que se le añade una corona diseñada completamente a medida.

¿Cómo son los implantes dentales?

Si ves a alguien que lleva un implante, no te resultará sencillo distinguirlo de las piezas dentales de la persona. Y es que, a nivel estético, el resultado de los implantes dentales es muy logrado y natural, ¡parecen dientes de verdad! ¿Y a nivel funcional? Pues un poco de lo mismo, ya que el tacto de la corona se siente muy parecido al esmalte natural de los dientes y las otras dos piezas que forman el implante harán que te olvides por completo de que lo llevas, pues el conjunto cumple exactamente la misma función que el diente que has perdido.

¿De qué partes se compone un implante dental? De estas tres piezas:

  • Implante o cuerpo: así se denomina el tornillo que fijamos en el hueso, debajo de la encía, que se ocupa del anclaje. 
  • Pilar o interfase: esta es la pieza que conecta el implante con la corona, que va justo encima del implante.
  • Corona: es la parte visible del implante. Estéticamente es igual que la pieza dental ausente y a nivel funcional se ocupa de sus mismas tareas.

Material de un implante dental: ¿de qué están hechos?

Los implantes dentales pueden ser de diferentes materiales, pero no de cualquier material. Todas las piezas que los conforman son de materiales de alta biocompatibilidad, que presentan una gran durabilidad y resistencia, siendo los más populares el titanio y el zirconio.

Ventajas de los implantes dentales

Aunque no lo creas, cuando pierdes un diente, el menor de los problemas es la estética. Y es que la ausencia de una pieza dental puede conllevar consecuencias negativas para tu salud bucodental, entre las que se incluyen la pérdida de hueso maxilar, la fractura de los dientes que se ocupan de las cargas del diente que falta, la aparición de alguna maloclusión y el desplazamiento de otros dientes, entre muchas otras. 

Por ello, lo recomendable es sustituir la pieza dental perdida con la mayor rapidez. Y una de las opciones más recomendables es un implante dental. Entonces, ¿por qué poner un implante dental? He aquí algunas de sus múltiples ventajas:

  • Nadie notará que has perdido un diente: estéticamente, los implantes dentales lucen igual que los dientes naturales. Y es que, además de imitar las múltiples formas y detalles que tienen las piezas dentales de verdad, también se realizan siguiendo el tono que tienen tus propios dientes.
  • Seguirás masticando con normalidad: a nivel mecánico, los implantes dentales se ocupan de las mismas funciones que realizaba la pieza dental perdida, lo que incluye soportar las cargas que tenía ese mismo diente, por lo que no notarás que has perdido un diente en ningún momento.
  • Una solución resistente y duradera: los implantes dentales están diseñados para ofrecer una gran resistencia y durabilidad. Además, se fijan en el hueso, igual que un diente natural, por lo que, una vez lo colocas, vuelves a sentir la comodidad de tener tu boca al completo.
  • Podrás continuar con tu buena higiene bucodental: a la hora de cuidar los implantes, podrás seguir llevando la buena higiene bucodental que tenías hasta el momento, ya que requieren los mismos cuidados que las piezas dentales naturales.
  • No tendrás que enfrentarte a la pérdida ósea: uno de los problemas de la ausencia de una pieza dental es que tenga lugar la reabsorción del hueso. Cuando optas por un implante, este sustituye el diente desde la raíz, por lo que se conserva el hueso.
  • Un tratamiento seguro y eficaz: a la hora de colocar un implante dental, tenemos siempre en cuenta la forma de tus piezas dentales y tu boca, de modo que no tendremos que modificar o dañar ninguno de tus dientes, lo que hace de esta una solución segura y eficaz. Y más aún, teniendo en cuenta que en su fabricación siempre se eligen materiales biocompatibles que no producen ningún tipo de rechazo.

¿Cómo se pone un implante dental?

El proceso de poner un implante dental va más allá de fijar el tornillo al hueso. De hecho, el primer paso, antes de proceder con la cirugía en sí, será realizar un estudio minucioso en el que valoraremos tu situación y la planificación precisa del procedimiento. Y si quieres ver cómo quedará en tu boca antes de iniciar el proceso, también te encantará saber que, en nuestra clínica, también realizamos DSD aplicado a la implantología.

Además, en caso de que no tengas hueso, también debemos ocuparnos de regenerarlo. ¿Y si lo tienes? Entonces, se suelen seguir estas tres fases para colocar el implante dental:

  • Cirugía para fijar el implante en el hueso: este proceso se realiza bajo anestesia local, por lo que no sentirás ningún tipo de molestia. Durante la cirugía, introducimos el implante o cuerpo en el hueso, de manera que quede enterrado debajo de la encía, ocupando el lugar de la raíz del diente. Después, tendrá lugar la osteointegración, en la que el implante se unirá al hueso.
  • Colocación del pilar: antes de llevarla a cabo, debemos esperar a que el implante esté totalmente integrado en el hueso, algo que suele llevar entre 3 y 6 meses. Una vez se ha conseguido dicha integración, colocamos el pilar, conectándolo con el implante o cuerpo.
  • Colocación de la corona: el último paso será colocar la corona, conectándola con el pilar.

¿Cuánto dura un implante dental?

Un implante dental está diseñado para acompañarte todo el tiempo que te acompañe el hueso, a menos que no lo cuides, descuides tu salud bucodental o aparezca algún factor que pueda afectarle gravemente, como la periodontitis, la diabetes o hábitos nocivos como el tabaquismo. Con esto, nos referimos al implante per se, ya que las coronas duran muchos años si están bien cuidadas, pero menos que el cuerpo, aunque se reemplazan muy fácilmente. 

¿Cuánto cuesta un implante dental? Precios

Teniendo en cuenta sus características y su longevidad, los implantes dentales suelen ser la opción más rentable a la hora de sustituir un diente que falta. Eso sí, no siempre tendrán el mismo precio, puesto que en el presupuesto de un implante dental se incluyen la cirugía, el implante, el pilar, la corona y todo lo que puedas necesitar para colocarlo, lo que puede incluir el proceso de regeneración de hueso. 

Así, el precio mínimo de los implantes suele ser de entre 1200 € o 1500 €, pudiendo variar el importe total en función de lo que te haga falta en tu caso en particular. ¿Quiere esto decir que no vas a saber cuánto cuesta tu implante dental hasta el final del proceso? Para nada. Al hacer el estudio previo, te damos tu presupuesto personalizado sin compromiso.

¿Quieres saber más de los implantes dentales o necesitas colocar uno? En Jorge Juan Dental, estaremos encantados de ayudarte. Consúltanos. Tu primera visita es gratuita.

×