Sin duda, uno de los dolores a los que más tememos enfrentarnos la gran mayoría de las personas es el dolor de muelas. De ahí que, en cuanto lo sentimos, lo primero que hagamos sea buscar cómo ponerle solución cuanto antes. ¿Cómo aliviar el dolor de muelas? ¡Sigue leyendo! Te contamos todo lo que necesitas saber.

¿Por qué duele una muela? Posibles causas

El dolor de muelas no aparece porque sí. Detrás de esa gran molestia siempre hay una o varias causas y detectarlas es clave para poder ponerle solución cuanto antes. ¿Cómo saber por qué te duele una muela en un determinado momento? Yendo al dentista. Y es que esta es la persona más adecuada para analizar la causa de tu dolor y, consecuentemente, aplicar el mejor tratamiento para ponerle fin y evitar que llegue a provocar males mayores, como es la formación de un absceso.

Con esto claro, ¿cuáles son las causas del dolor de muelas más frecuentes? He aquí algunas de ellas:

  • Caries sin tratar;
  • Infección;
  • Hipersensibilidad dentaria;
  • Falta de espacio para brotar las muelas del juicio;
  • Fracturas en el esmalte;
  • Grietas o fisuras en una pieza dental;
  • Exposición de las raíces de los dientes;
  • Enfermedades de las encías, como gingivitis o periodontitis…

¿Cómo calmar el dolor de muelas?

Quien ha sufrido alguna vez un dolor de muelas sabe bien que no mentimos al afirmar que se trata de una molestia muy intensa que también puede llegar a afectar a otras áreas, como la cabeza o el oído, si no se trata con la mayor brevedad. Pero, claro, entre la llamada al dentista y la consulta puede pasar algo de tiempo. ¿Cómo aliviar el dolor de muelas durante la espera? He aquí algunas recomendaciones para ayudarte a calmar esta molestia:

  • Aplica frío local en la zona: el frío será tu gran aliado en esta misión. Puedes aplicarlo con la ayuda de una compresa fría o, incluso, cubriendo hielo con un paño y colocándolo en la mejilla, siempre por la zona externa (nunca la interna), en el área en la que se encuentra la muela que te duele.
  • Utiliza un enjuague de agua y sal: la combinación de estos dos ingredientes puede cumplir múltiples funciones a la vez, ayudándote, por un lado, a reducir la inflamación, a hacerles frente a los microorganismos que te están causando el dolor y, por el otro, a limpiar cualquier resto de comida que pueda haberse quedado en tu boca.
  • Di «no» a ciertos alimentos: otro aspecto relevante a tener en cuenta a la hora de intentar aliviar un dolor de muelas es evitar ingerir alimentos duros, muy fríos y muy calientes, así como dulces o azúcar.
  • No te acuestes hacia ese lado: dormir hacia el lado de la muela que te duele o, simplemente, hacer presión sobre la misma no es buena idea, sobre todo por el gran dolor que provoca. Si puedes, acuéstate siempre hacia el otro lado.

Hombre sentado en el sillón de la consulta del dentista con la mano tocando la mejilla, como indicando un dolor de muelas, mirando a la dentista que se encuentra frente a él.

¿Qué tomar para el dolor de muelas?

Si ya has seguido estos consejos y aún no has conseguido la calma que necesitas, no te culpamos si estás pensando en tomar algo para quitar el dolor de muelas mientras esperas a que llegue la consulta con el dentista. Si lo tienes en mente, déjanos recordarte que nunca debes tomar antibióticos sin prescripción médica o la recomendación de tu odontólogo. Piensa que la misión de los antibióticos no es aliviar el dolor, sino combatir infecciones, por lo que puede que ni siquiera los necesites en este momento.

Entonces, ¿qué tomar para el dolor de muelas? Un analgésico, como el paracetamol, o un antiinflamatorio no esteroideo, como el ibuprofeno, podrían ser las opciones más adecuadas. Si te sangran las encías, descarta la aspirina. Recuerda que siempre es recomendable consultar con tu médico antes de decantarte por este tipo de soluciones o recurrir a la automedicación.

¿Cómo prevenir el dolor de muelas?

Aunque es cierto que no hay ninguna acción que nos garantice al 100 % que nunca tendremos que enfrentarnos al temible dolor de muelas, sí que existen algunos hábitos que podemos incorporar a nuestra rutina que hacen que le resulte mucho más difícil aparecer. ¿Cómo evitar la aparición de un dolor de muelas? Con medidas como las siguientes:

  • Una excelente higiene bucodental: cepíllate los dientes 3 o más veces al día, incluyendo, además del cepillado dental, el uso del hilo dental, un colutorio y el irrigador bucal;
  • Una dieta equilibrada, baja en azúcares: te ayudará con tu salud bucal y con la salud de tu organismo en general;
  • Visitas al dentista: las revisiones periódicas al odontólogo son clave para evitar la aparición del dolor de muelas y poner solución a tiempo a los problemas de salud bucal que puedan surgir.


¿Te estás enfrentando a un dolor de muelas y buscas la mejor solución para él? En Jorge Juan Dental, estaremos encantados de ayudarte. Consúltanos. Tu primera visita es gratuita.

×