IMPLANTES

¿Qué es un implante?

Cuando se pierde un diente, el objetivo es reponerlo por varios motivos; no sólo para recuperar la estética y la función perdida, sino también porque la pérdida de una sola pieza, va a provocar el desplazamiento de los dientes vecinos hacia ese nuevo espacio; esto, a su vez, va a provocar un desajuste oclusal que afectará a varios niveles; por ello, se puede decir que perder un diente conlleva al deterioro del resto.

Independientemente de la causa de la pérdida, el ser humano ha intentado buscar un sustituto a ese diente desde tiempos remotos.

Hoy en día, el implante es la mejor solución para rehabilitar uno o varios dientes perdidos.

Un implante es una estructura artificial con forma de tornillo, que está fabricado con titanio puro con menos del 0.25% de impurezas. Es totalmente biocompatible. El implante se coloca en la zona edéntula con una mínima intervención que dura pocos minutos, hoy en día.

¿Para qué sirve?

El implante hace la función de raíz artificial del diente perdido, al cual se le añadirá después una prótesis (corona) que sustituye a la corona del diente perdido. Por tanto, sirve para sustituir el diente y restaurar la función y estética perdida.

Tipos de rehabilitaciones:

Podemos realizar rehabilitaciones unitarias, múltiples e incluso totales según los dientes perdidos.

Las prótesis (coronas) pueden ir unidas al implante de forma atornillada o cementada, según el caso.

Para un paciente totalmente edéntulo, pueden estar indicadas diferentes soluciones protésicas en función de muchas variantes, teniendo especial relevacia la pérdida ósea que presente el paciente. Así pues, se deberá realizar un estudio previo y ver cuál es la mejor solución para su caso. Se pueden realizar prótesis completas de diferentes tipos:

Por lo general, estas requieren la colocación de 6 u 8 implantes. Son totalmente fijas y es aconsejable cada cierto tiempo, que sea retirada por el especialista para su limpieza y la de las encías que rodean a los implantes. Estas prótesis pueden ser confeccionadas en diferentes materiales como son el metal, porcelana, circonio etc, obteniéndose buenísimos resultados estéticos. Está indicada sobre todo en casos en los que no hay excesiva pérdida de hueso en los maxilares.

IMAGES_0007529_1

Las pótesis híbridas son también totalmente fijas. Requieren la colocación de 4 a 6 implantes para su soporte. El material de confección de dicha prótesis es acrílico, con el cual se consiguen también unos muy buenos resultados estéticos que poco tienen que envidiar a los de otros materiales. Está indicada cuando la pérdida ósea es excesiva puesto que lleva un “faldón rosa” acrílico que simula a la encía para compensar esa pérdida de los tejidos y conseguir así el volumen perdido también en labios y en las diferentes dimensiones de la cara para conseguir un buena armonía.

Son prótesis completas removibles, pero que tienen un sistema de retención gracias a los implantes (sistema machi-hembrado) que hace que la prótesis solo se mueva cuando el paciente quiera retirarla.

La sobredentadura requiere menor número de implantes que las prótesis fijas; esta, se apoya totalmente en la encía y los implantes sirven como elemento de retención y no como elemento de soporte (al revés que en las dos anteriores) y es una buena solución para algunos pacientes, sobre todo en maxilares también con muchas pérdida ósea.

Dientes en el día:

Siempre colocamos una prótesis inmediata para que el paciente en ningún momento esté sin dientes. Estas prótesis también pueden ser diferentes según el caso, pero muchas veces podemos colocar una prótesis “fija” provisional el mismo día de la colocación de el/los implantes con el confort y la seguridad que se consigue para el paciente. En otros casos en los que tengamos un hueso de peor calidad, o en pacientes bruxistas, por ejemplo, será más adecuado colocar una prótesis provisional inmediata removible, para que los implantes no sufran durante el proceso de osteointegración (proceso por el cual el implante queda unido funcional y estructuralmente al hueso del paciente).

En ambos casos, se realizará la prótesis definitiva a los 2 o 3 meses de la colocación de los implantes, auqnue pueden existir variaciones de tiempo, según el caso.

Cirugía guiada por ordenador

La cirugía guiada por ordenador permite, gracias a la tecnología radiológica y al diseño 3D, realizar un cirugía en el ordenador con absoluta precisión, fabricar una guía y realizar una colocación de los implantes en el paciente con total seguridad y predictibilidad, exactamente como se diseñó en la cirugía virtual.

Este procedimiento es una cirugía mínimamente invasiva ya que no requiere abrir la encía y por lo tanto tampoco dar puntos para cerrar la herida. Se colocan los implantes en el maxilar del paciente, en la posición exacta que hemos diseñado en el ordenador con nuestro software, a través de la férula guía que hemos obtenido a partir de dicha planificación virtual.

¿Qué ventajas presenta dicha cirugía?

-Al ser una técnica guiada mínimamente invasiva, se reduce considerablemente las molestias postoperatorias, si bien la cirugía convencional con los protocolos de hoy en día tampoco provoca apenas molestias.

-Se reduce el tiempo de la cirugía y el número de visitas a la clínica.

-La seguridad y la precisión quirúrgica son enormemente fiables.

-Al terminar la cirugía, se le coloca al paciente una prótesis que hemos diseñado previamente en la planificación virtual del caso.

Tipos de implantes que usamos en la clínica